Muchas veces cuando estamos al volante nos inquietamos si oímos algún ruido del vehículo que se sale de lo normal. En muchas ocasiones no es nada preocupante, pero en otras ese sonido sí puede significar que esté sufriendo algún tipo de avería. Estar familiarizado con esos ruidos que hace el coche es una ventaja porque puede ponerte sobre aviso de la necesidad de acudir al taller cuanto antes.

Tipos de ruidos del coche

Distinguirlos no es fácil, pero en el blog  de Autingo -página web que facilita la reserva online en talleres de toda España-  nos enseñan algunos tipos de ruido comunes:

  • Ruido lento del motor al encender el vehículo. Puede deberse al agotamiento de la batería.
  • Sonido estridente en la parte delantera. Algún posible fallo en las correas de distribución.
  • Crujido al pisar el freno. Desgaste de las pastillas de freno. Es conveniente acudir lo antes posible al taller.
  • Ralentí con sonido irregular. Posibles problemas en los filtros de aire y carburante.

No son los únicos, existen otros tipos de ruido del vehículo que puedes consultar en el propio artículo de Autingo.

Y tú, ¿cómo actúas ante los ruidos del coche?

La manera de reaccionar al escuchar algún sonido procedente del interior del vehículo dependerá de la forma de ser de cada persona. Los más meticulosos prestarán la atención debida, pero quien sea un poco más despreocupado no dará excesiva importancia a menos que el ruido sea muy fuerte.

También hay que destacar que según la veteranía al volante y la experiencia el comportamiento del usuario será diferente. En este sentido podemos distinguir dos tipos de conductores:

  • Conductor novel. Es la persona que tiene el carnet sacado recientemente. Como todavía no se sentirá del todo seguro al volante, no más normal es que esté tan atento al coche que no se le escapé ningún ruido y a la mínima no dudará en llevarlo al taller. También es verdad que muchas veces no hay tales ruidos y son impresiones del propio conductor, fruto de sus propias inseguridades de principiante.
  • Conductor veterano.., y escarmentado. Es aquel que lleva tantos años al volante y conduce un vehículo tan rodado que su paso por el taller ha sido algo habitual en su vida. Con el paso del tiempo ha conseguido distinguir perfectamente los ruidos del coche y saber si son graves o no.

Ventajas de saber por qué suena el vehículo

Es evidente. El principal beneficio lo hemos dicho al principio de este artículo, y es el hecho de que, al mantenerte alerta ante cualquier sonido que te alarme, esto te permite ir al taller antes de que derive en una avería mayor, con lo que te ahorras el dinero de más de la reparación, además del consiguiente disgusto. Desde Petro Alacant te aconsejamos que te comportes como un conductor responsable y prestes atención a los ruidos de tu coche. Por su seguridad, pero más aún por la tuya.